Papel de Embalaje Blanco

En este apartado cubriremos otra alternativa al papel de estraza marrĂłn para envolver las cosas de tu mudanza. Mira nuestra gama de productos en papel de embalar blanco.

Ofertas en papel blanco de embalar


Aquí podrás comprar al mejor precio, un excelente papel de embalar en este tono.

¿Por qué comprar papel para embalar blanco?


El papel de embalaje blanco se diferencia del papel de estraza, además de por su color, por una mayor transparencia y peso, y un menor grosor que aquel.

Hay que saber que el papel blanco es menos rígido que el papel kraft marrón y por ende, más frágil. Sin embargo, cuando es arrugado, amortigua mejor los golpes y los movimientos bruscos. Esto se debe a que el gramaje del blanco es casi siempre inferior al marrón.

Es un mejor material de embalaje cuando queremos conseguir un acolchado pero buscamos un medio menos contaminante que el plástico. Su suavidad lo hace perfecto para proteger elementos particularmente delicados y como una primera capa que lo separe de soportes más rígidos como el cartón o el plástico duro.

Por supuesto, hay que recordar que esta amortiguación sólo es posible si el papel es convenientemente arrugado. Si nos limitamos a envolver los objetos sin más,la protección que puede ofrecer es mínima.

Tipos de papel blanco de embalaje


Dentro de este tipo de papel en blanco lo normal es encontrar dos tipos: el papel normal y el de seda.

La diferencia principal entre ambos es el gramaje, siendo este inferior en el de seda que en el normal. En cualquier caso siempre será el de ambos inferior al del recambio de papel de oficina, y es precisamente esta característica lo que le da su menor calibre, rigidez y peso.

¿Cuándo elegir papel de embalar blanco en pliegos o en rollo?


En nuestra selección podrás encontrar tanto rollos como pliegos. Puede parecer lo mismo pero existe alguna que otra diferencia.

El rollo necesita ser cortado por lo que su manipulación es un poco más compleja, sin embargo, permite aprovechar mejor el papel, trae más cantidad, y podemos cortarlo al tamaño que queramos.

Los pliegos ya cortados están separados en hojas individuales para poder usarlas sin preocuparte por este detalle. No obstante, esto hace que en muchas ocasiones malgastemos papel o que una hoja no cubra un objeto por completo.

En resumen podríamos decir que el pliego es más cómodo y el rollo más versátil. Sabiendo esto, es elección de cada persona saber cuál le conviene más.

Si te ha gustado este artĂ­culo sobre papel de embalar, tal vez puedan interesarte:

Comparte nuestra web

Si te ha gustado lo que has visto ayúdanos a darlo a conocer a más gente:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Pinterest