Traslado de muebles y otros enseres de una residencia a otra

A diferencia de lo que todo el mundo piensa, el traslado de tus muebles y enseres no es el aspecto principal de una mudanza. Sin embargo, sí que probablemente sea el momento más crítico y el que más coste y esfuerzo conlleva.

En esta sección intentaré cubrir todos los aspectos relacionados con el traslado de tus enseres. Desde su correcto embalaje hasta las consideraciones de transporte de aquellos objetos más complejos.

Contenido


Embalaje
Elementos problemáticos
Consejos generales
Traslado de muebles y otros enseres de una residencia a otra - Freepik.com

Consejos generales relacionados con el traslado


Meter en cajas - Freepik.com

Si bien los anteriores artículos tratan algunos temas específicos existen algunas sugerencias generales relativas al propio momento del traslado:

  • Deshazte de todo objeto que no necesites. A menor número de objetos a trasladar, menor será el tiempo, esfuerzo y dinero a trasladarlos. En anteriores artículos hemos hablado de esto numerosas ocasiones.
  • Si tienes prisa o tu casa es pequeña, guarda temporalmente todo lo que no sea imprescindible en un guardamuebles o trastero. Más adelante y con tranquilidad, podrás trasladar lo que hayas dejado allí.
  • Contrata siempre empresas de transporte que tengan seguro. Vigila que se hagan cargo de pérdidas, desperfectos y roturas.
  • Si quieres ahorrar tiempo y ponerte en manos de profesionales, algunas empresas ofrecen servicios extra de embalado o paletizado de muebles.
  • Cuando vayas a meter tus cajas y muebles en un maletero o en el interior de una furgoneta, recuerda dejar para el final y para la parte superior las cajas más ligeras y aquellas con el contenido más frágil.
  • No coloques grandes pesos sobre cajas de cartón e incluso de plástico reforzado. Puedes llevarte una dolorosa sorpresa.
  • Asegura la carga para que no salte o se desplace mientras conduces. Puede llegar a ser extremadamente peligroso.
  • Aprovecha los espacios vacíos. Debajo de una silla puedes colocar cajas de zapatos e incluso taburetes pequeños. Mete todo elemento que puedas en los huecos de las mesas. Piensa en tu carga como en un Tetris o un puzle.
  • Evita marcas en tus muebles acolchando los puntos de contacto con espuma, paños de cocina o cualquier cosa que suavice y amortigüe aristas.
  • Aprovecha cualquier viaje a tu nuevo domicilio para ir adelantando portes. Nunca vayas de vacío sólo para firmar un documento o esperar al fontanero.
  • Compra material de embalar de calidad, tanto cajas como rollos de burbujas. A veces escatimar en este tipo de cosas puede ser un completo error.
  • Si te vas a encargar por tu cuenta del traslado, pregunta por ahí si alguien está dispuesto por un precio razonable a ayudarte con el porte de objetos. Tal vez incluso pueda ayudarte con la conducción si no estás acostumbrado/a a vehículos grandes o no tienes permiso de conducir.

Comparte nuestra web

Si te ha gustado lo que has visto ayúdanos a darlo a conocer a más gente:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Pinterest