Cómo embalar tu vajilla y cristalería para mudanza

Los objetos de cristal son, por norma general, muy delicados, caros y frágiles, si no se colocan adecuadamente envueltos en sus cajas pueden quebrarse con facilidad durante una mudanza.

Por esta razón, en las siguientes líneas te compartiremos consejos necesarios para embalar tu vajilla y cristalería para mudanza, también funcionan para cualquier objeto de vidrio, cerámica o frágil que desees transportar (como jarrones, figuras, cuencos...).

Protege tus objetos más frágiles
Cómo embalar tu vajilla y cristalería para mudanza - Freepik.com

Consejos para cuidar tus objetos de cristal durante una mudanza


La particular naturaleza de estos objetos requiere de una atención especial. Normalmente son objetos muy valiosos, ya sea por su costo monetario o su valor emocional debido a una herencia. Son artículos con los que hay que ser meticulosos y delicados.

Consigue un buen material de embalaje

Para guardar los objetos de cristal, cerámica, porcelana o vidrio, que son los más delicados y se pueden quebrar fácilmente; consigue papel de embalaje o de periódico, cinta adhesiva de embalar y bolsas plásticas acolchadas. El papel de burbuja también será muy útil y te garantizará mucha protección.

De esta manera, ya sean vasos, copas, platos, adornos o cualquier objeto de cristal; envuélvelos al menos en papel arrugado dentro de una o dos hojas. Luego coloca cinta adhesiva para asegurar, y por último, para mayor protección, introdúcelo en una bolsa plástica acolchada.

Cuanto más delgado sea el grosor del vidrio, más protección deberás proporcionar a cada pieza. Algo que también es aplicable a jarrones o figuras de gran valor.

Rollos de burbujas y plástico acolchado

Vajilla y cristalería - Freepik.com

Para una máxima protección, utiliza plástico de burbuja que amortigua cualquier golpe o choque que pueda ocurrir durante el proceso de mudanza.

El secreto consiste en que, cada pieza de cristal no tenga contacto directo con alguna otra y estén separadas al menos con una de papel de cocina o mejor aún, pliegos de plástico acolchado. Un claro ejemplo sería, separar cada plato, pero luego colocarlos juntos uno sobre otro y envolverlos todos con papel burbuja.

Otro ejemplo, pueden ser las jarras o los vasos. Puedes envolver uno a uno con papel arrugado, y luego, apilarlos en grupos de tres o cuatro para después meterlos en una bolsa o en papel burbuja. Los mismos deben ir de pie sin nada encima.

Las copas son tan delicadas que deberán tener una especial atención. En su caso no escatimes en envolturas y amortiguación.

Dale el toque con cinta adhesiva o de embalaje

Recuerda utilizar la cinta adhesiva para darle cierta sujeción al envoltorio, de manera que las piezas no queden sueltas dentro de las mismas capas de embalaje previamente hechas.

Coloca todo en cajas sin dejar espacios vacíos

Después de haber envuelto toda la vajilla y cristalería, almacénala en cajas de cartón, pero muy juntas. Es decir, no dejes mucho espacio entre los propios objetos y entre estos y las paredes de la caja. También, puedes rellenar estas separaciones entre piezas con bolsas de plástico con aire o papel arrugado en bolas.

De esta manera, dentro de las cajas de cartón, antes de colocar cada pieza de cristal, coloca plástico de burbujas entre las paredes de la caja y los espacios libres para que amortigüe.

La importancia de no dejar espacios vacíos radica en que en cualquier movimiento, algo que no esté bien encajado puede sufrir una caída o un simplemente desplazamiento y romperse.

Pon lo más pesado al fondo e identifica las cajas

Si vas a colocar diferentes piezas dentro de una misma caja, pon las más pesadas de abajo y las más livianas en la parte de arriba, siempre envueltas con alguno de los medios que te he comentado.

Lo más esencial es que por ningún motivo las piezas se toquen entre sí.

Además, debes marcar las cajas para la cristalería con alguna identificación especial que indique su fragilidad, para que sean transportadas con cuidado.

Platos en vertical

Cuando vayas a ponerte con tus platos, separa unos de otros con papel de embalar o pliegos de plástico acolchado y agrúpalos en pequeñas pilas que a su vez estén empaquetadas con plástico de burbujas. También puedes asegurarte de que el fondo y los laterales estén bien acolchados y envolver cada pieza con papel.

En cualquier caso lo mejor es que dispongas los platos siempre de canto para que no desaproveches espacio. Además en vertical, servirán como soporte de la caja ya que un plato es capaz de aguantar mucho más peso en esa dirección.

Usa cajas con separadores

Separadores para cajas de cartón - Smurfit Kappa

También, usa cajas de cartón con separadores para que los espacios estén mejor ajustados para vasos, copas o platos. Para esta estructura lo mejor es usar cartón de nido de abeja.

Lo importante es que la medida del espacio sea la correcta, para que las piezas queden ajustadas y no tengan contacto entre sí. Asimismo, para mayor protección, embala las piezas en papel de embalar o plástico de burbujas dentro del cartón de nido de abeja y coloca cada una en su cuadro o espacio separado.

Por otro lado, si colocas piezas apiladas, al terminar cubre todo espacio con plástico de burbujas o papel arrugado y coloca cinta adhesiva para sellar la caja.

Esto también se aplica para objetos de cristal alargados, portarretratos, cristales de mesas, adornos de vidrio y cristalería en general. Todo debe ir envuelto en papel periódico o burbuja y con cinta adhesiva para asegurar.

Recuerda:

La forma más rápida de terminar tu mudanza sin inconvenientes es con mucha preparación. Por ello, no permitas que por ningún motivo que entre las piezas de cristal queden en huecos, que haya posibilidad de que puedan caerse dentro de la caja o de que se rocen entre sí.

Con estos prácticos consejos será muy sencillo embalar tu vajilla, cristalería o cualquier objeto frágil para mudarte a tu nuevo hogar y así poder seguir disfrutando de estas hermosas piezas que tanto aprecias para tus comidas, eventos o como elementos de decoración.

Comparte nuestra web

Si te ha gustado lo que has visto ayúdanos a darlo a conocer a más gente:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Pinterest