Alquilar una Furgoneta para Mudanzas: Guía

Veamos qué puede hacer un furgoneta por ti y por tu mudanza, cuándo es recomendable usarla y algunas consideraciones que deben tenerse cuenta.

Cuando quieres trasladarte y tienes muchas cosas que transportar necesitas un vehículo de gran volumen que te ayude a hacerlo de la mejor forma posible. En este sentido, si piensas realizar el traslado por tu cuenta, la mejor opción es sin duda una furgoneta.

Por supuesto, no todo el mundo tiene acceso a este tipo de vehículo cuyo fin es más habitual en entornos laborales donde se deban transportar una gran cantidad de cosas. Por ello, la mejor solución es alquilar temporalmente una furgoneta.

Un servicio ofrecido por muchas empresas que puede convertirse en una excelente opción para llevar a cabo tu mudanza.

Alquila tu furgoneta
Alquilar una Furgoneta para Mudanzas: Guía - Freepik.com

Cuándo alquilar una furgoneta para tu traslado


A la hora de realizar el traslado de tus enseres la necesidad de disponer de un vehículo de buen tamaño se fundamenta en dos aspectos: el número de bultos y el tamaño máximo de los más grandes.

Sí sólo tienes objetos pequeños, cualquier maletero de coche te valdrá. Si es tu caso y dispones de coche, pero debes realizar tu mudanza en poco tiempo o el sitio al que te mudas es tan lejano que prefieres llevarte todo de una sola vez, necesitarás algo más grande.

Pocas empresas de transporte quieren enviar muebles, directamente los rechazan o exigen que estén paletizados con total garantía y que no sean excesivamente pesados y/o voluminosos.

Por ello, siendo realistas, sólo tienes dos opciones: contratar una empresa de mudanzas o alquilar tú mismo un vehículo grande.

Existe un servicio de vehículo que cumple con estas características, hablamos del alquiler de furgonetas, ya sea para uso personal o de forma profesional, te ofrecen la solución para tus necesidades de mudanza.

Desventajas de alquilar una furgoneta en vez de una empresa de mudanza


Para hacer honor a la verdad empezaré para ver qué desventajas tiene alquilarla:

  • Evidentemente el principal es que te obliga a participar en la mudanza de forma activa con el esfuerzo y el tiempo que eso supone.

  • Debes conducir un vehículo grande y con mucha carga, algo que no está hecho para todo el mundo.

  • La carga, descarga y almacenaje, al no estar asegurada por profesionales, puede derivar en daños relacionados con la mala sujeción, embalaje defectuoso o caídas.

  • Su espacio interior (y su carga máxima), aunque amplio, puede no ser suficiente comparado con un camión.

Beneficios de alquilar una furgoneta para tu mudanza


Si su desventajas no se aplican a ti o no te resultan un problema, centrémonos en cuáles son sus ventajas:

Beneficios de alquilar una furgoneta para tu mudanza - Freepik.com

Ahorras tiempo

Una furgoneta puede bastar para trasladar en un único porte, todas las cosas de un hogar pequeño. Si tu mudanza es a cierta distancia, esta ventaja te evitará infinidad de viajes en tu coche particular.

Ahorras dinero

Alquilar este servicio es notablemente más económico en comparación a contratar los servicios de una compañía de mudanzas. Eliminas de la ecuación gastos como la mano de obra, el IVA, seguros...

Evitas usar tu coche

Menos viajes también significan menos combustible y menos daño a tu propio vehículo. Sin duda, una furgoneta es una opción más ecológica que tu coche.

Versatilidad

Son vehículos muy versátiles y útiles. ¿Quieres ser un conductor solitario o viajar con compañía? Tienes la alternativa de elegir el espacio o de adaptar los asientos para tus acompañantes. Algunos cuentan con plataformas para que la carga y descarga sea más fácil.

Mayor seguridad

Por norma general, un profesional se encargará mejor de tus muebles que tú. Ademas muchas empresas ofrecen seguros contra daños.

Sin embargo, también hay que decir que no siempre tiene por qué ser así y que nadie mejor que tú, conoce el estado de tus muebles, cómo tienen que embalarse y la resistencia de sus distintas partes.

Si es algo que te preocupa y que sabes hacer bien, tu esmero podría ser mejor opción que la de un tercero.

Flexibilidad

Puedes optar por un alquiler flexible, que te permita tener la furgoneta el tiempo necesario para realizar la mudanza, sin límites de horario.

Por supuesto, también puedes elegir limitar el alquiler a determinadas horas o días para ahorrar lo máximo posible.

Recomendaciones para el alquiler de una furgoneta para mudanzas


Lo primero que se debe tener en cuenta a la hora de contratar este servicio es hacer un inventario de tus enseres destacando aquellos electrodomésticos o muebles que sean más voluminosos o grandes.

Hacerse una idea aproximada de la cantidad de las cajas que van a necesitarse o la altura máxima del mueble más grande te darán una idea aproximada de la capacidad del vehículo que estás buscando. Siempre es mejor excederse que quedarse corto.

Sería conveniente que si no tienes mucha experiencia con este tipo de vehículo, te familiarices antes con su manejo y conducción. Seguramente te resultará muy diferente a tu propio coche. Por ello, lo recomendable es que lo conduzcas un rato descargado o que lo alquiles algún día suelto antes para probarlo.

Antes de ponerte a conducir, debes organizar tu itinerario de viaje. Debes pensar en una ruta que evite en lo posible los desniveles y curvas pronunciados para evitar que la carga se desplace.

Por eso mismo, te aconsejo que tengas tus enseres bien embalados y que estén firmemente asegurados. Además sería conveniente que hayas meditado en los posibles problemas que te vayas a encontrar en la carga y descarga, y si tienes los medios para moverlos.

Por último, comprueba el correcto funcionamiento del vehículo antes de cargarlo. De esta forma, si percibes algún problema, podrás solicitar un reemplazo sin tener que tirar el trabajo hecho a la basura.

Dentro de la logística, considera incluir alguno de los servicios adicionales que ofrecen al alquilar una furgoneta. Mira bien los seguros para que cubran aquello que necesitas.

Montar tu propio servicio de mudanza


Contratar a personas que te ayuden - Freepik.com

Sí, has leído bien. No me refiero a crear una empresa con servicios a terceros si a tener la opción de tener lo mejor de los dos mundos. Algo de la facilidad de una empresa de mudanzas con el precio inferior de hacerlo por tu cuenta: contratando a personas.

Si conoces a gente dispuesta (y a ser posible de confianza), puedes contratar a una persona para que te ayude a cargar y descargar o incluso dos o tres que se encarguen también de conducir y de realizar ellos mismos el traslado.

No será lo mismo que contratar una empresa con los medios y el personal adecuado, pero es más que probable que te siga saliendo más barato. Lo único que tienes que hacer es valorar tu tiempo y esfuerzo, así como tu confianza en la seriedad de la gente que contrates.

Comparte nuestra web

Si te ha gustado lo que has visto ayúdanos a darlo a conocer a más gente:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Pinterest